Correo

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

(502) 2367-6356

PBX

10 calle 2-22 z.14  Nivel 7, oficina 711​ Guatemala, Guatemala CA 

Dirección

Es una prueba para lateralizar el lenguaje en pacientes sometidos a cirugía para el tratamiento de epilepsia. Se utiliza adicionalmente para evaluar las funciones de memoria con el objetivo de predecir o reducir la amnesia posterior a esta misma cirugía. Su objetivo es determinar la dominancia cerebral del lenguaje, evaluar la capacidad de memoria de cada hemisferio cerebral, determinar la lateralidad del foco epiléptoco y predecir alteraciones que puedan ocurrir en la memoria y el lenguaje a consecuencia de la cirugía.

¿Que es?

El procedimiento consiste en colocar una inyección intracarotidea de barbitúricos (amital sódico) con el fin de deprimir un hemisferio y evaluar la situación de los centros del lenguaje y la memoria. Se evalúa un hemisferio primero y luego el otro para evaluar como influye cada lóbulo temporal en las funciones del lenguaje y memoria. El tratamiento se hace vía endovascular utilizando un angiógrafo cerebral e introduciendo un catéter femoral hasta llegar al sitio de interés e inyectar el medicamento.

 

El anestésico inactiva la función de los territorios irrigados por las arterias cerebrales durante algunos minutos. La inyección se realiza en ambas carótidas en el mismo día pero al menos con 30 minutos de intervalo entre una y la otra. Se hace una evaluación del lenguaje y memoria.

La neuropsicología ejerce su papel al estimular al paciente e interpretar posteriormente los resultados en conjunto con el neurólogo y neurorradiólogo.

 

Indicaciones:

Se realiza en pacientes candidatos a cirugía para el tratamiento de epilepsia y pacientes en quienes se sospecha puedan presentar alteraciones en el lenguaje o pérdida significativa de la memoria.

Pruebas funcionales

Test de Wada

Muestreo de los niveles sanguíneos de hormona adrenocortico trófica (ACTH) por obtención de sangre del seno petroso inferior. El seno petroso inferior surge del seno cavernoso y corre hacia la vena yugular interna. Este muestreo de sangre a este nivel está indicado en el diagnóstico diferencial de enfermedad de Cushing y otras enfermedades adrenocorticales.

 

Es un procedimiento de diagnóstico que involucra la inserción de un catéter endovascular bajo la guía por imágenes para extraer una muestra de sangre para su posterior análisis. Niveles hormonales anormales podrían indicar una enfermedad en el órgano o tejido que las produce.

 

En la mayoría de pacientes con hipersecreción de ACTH su causa es secundaria a un tumor hipofisiario. Los microadenomas hipofisiarios como tumores ectópicos pueden ser tan pequeños que no sean visibles en el diagnóstico por imágenes convencionales. En estos casos, se ha implementado el cateterismo bilateral de ambos senos petrosos inferiores para medir el ACTH que drena directamente de la hipófisis y estableciendo un gradiente de concentración con el ACTH de una vena periférica, en condiciones normales y bajo estímulo, generalmente realizado con CRH (hormona liberadora de corticotropina) o desmopresina. La detección de un gradiente (relación ACTH central/ ATC periférico) mayor a 2 en la evaluación basal o mayor a 3 en la muestra post estímulo, confirman el origen hipofisiario de ACTH.

Muestreo del seno petroso inferior